Consejos sobre arte

Arte en la decoración

Decorar con ayuda de piezas contemporáneas es todo un reto. Además de buen gusto y una buena dosis de sensibilidad necesitaremos originalidad, así como unos conocimientos mínimos de luz y espacio. Unas gotas de intuición harán el resto.

Disfrutar del arte

A la hora de utilizar obras de arte para decorar nuestra casa no es tan importante su precio como el valor que tenga para nosotros; su capacidad de emocionarnos. Un consejo a la hora de elegir su emplazamiento: coloque esculturas y cuadros de manera aislada para evitar que la cantidad impida apreciar la calidad. El arte debe disfrutarse sin objetos corrientes cerca que distraigan nuestra atención.

La importancia de la iluminación

Si dispone de sitio para colocar sus obras de arte utilice luces direccionales de poca intensidad para iluminarlas. Procure que la luz las alumbre en su totalidad para poder apreciar todos sus detalles. Esta regla sirve para todo tipo de objetos y cuadros, sean de la época y corriente que sean. Evite los reflejos sobre cristales que nos impedirían disfrutar de la obra en su totalidad.

Espacio y de color

Fundamental en el caso de tratarse de una pintura o escultura contemporánea. No se trata de buscar un cuadro que combine con los colores de nuestro salón, sino de integrar esa obra de arte en nuestro espacio vital, de forma armónica. Una casa de aspecto clásico perfectamente puede acoger obras contemporáneas. Sólo deberemos cuidar que éstas tengan el espacio que requieren para poder disfrutar de ellas.

Cómo cuidar sus obras de arte

Cuidar adecuadamente sus obras de arte es parte vital para mantener las mismas en buen estado por mucho tiempo. Para lograrlo siga los siguientes consejos:

  • Nunca guarde o almacene sus obras de arte en sótanos o garajes donde la temperatura y la humedad puedan fluctuar constantemente.
  • La temperatura ideal para mantener las piezas en buen estado debe estar entre los 13ºC y los 22ºC (55ºF y 72ºF).
  • Evite colgar sus pinturas u obras sobre papel en áreas donde estén expuestas a demasiada luz, ya que la misma puede provocar que los colores se desvanezcan y que la pintura se agriete.
  • Mantenga sus muebles alejados de estufas y radiadores y de otras fuentes importantes de calor.
  • Recuerde que las telas pierden su forma con el tiempo, por lo que debe procurar que un profesional estire los bastidores periódicamente.
  • Las obras sobre papel deben estar bien enmarcadas, selladas herméticamente y protegidas con cristal . Para ello sólo use materiales de calidad museográfica.
  • Lave sus manos antes de tocar una pieza de arte, ya que los aceites naturales en su piel pueden hacerle daño a las mismas.
  • Para limpiar un óleo o un acrílico haga uso de un plumero suave.
  • Utilice una aspiradora o un cepillo suave para evitar la acumulación de polvo en la parte posterior de una pintura o cualquier otra obra enmarcada.
  • Si no logra remover el polvo sobre una pintura con el solo uso de un plumero, tome un algodoncito pequeño y humedézcalo en agua destilada y páselo con mucho cuidado sobre la misma. Evite hacerlo si la obra está agrietada.
  • No coloque decoraciones navideñas o de temporada sobre sus pinturas ya que puede seriamente echarlas a perder.
SUBIR