Cuidados del mueble – Cueros

Cuidado general

La clave verdadera para que el cuero dure mucho tiempo, es el cuidado apropiado y la limpieza, dos elementos críticos para la vida útil de nuestros productos.

Recomendamos una limpieza ligera y frecuente del polvo ya que puede ser abrasivo y potencialmente perjudicial para el cuero.

El limpiar ocasionalmente con un paño limpio tibio y levemente húmedo evitará que los aceites y el polvo se acumulen.

Tan fácil como suena, este simple mantenimiento es vital para prolongar la vida útil de sus muebles de cuero.

El pastoreo frecuente hace que los animales entren en contacto con árboles, arbustos, alambres de púa, que pueden dejar rasguños y cicatrices en el cuero.

Estas marcas son naturales y de ninguna manera afectan la resistencia o durabilidad y en realidad garantizan que se trata de un cuero genuino de calidad.

El mantenimiento adecuado:

  • Manténgalo limpio. Aspire el polvo a menudo para evitar que los agentes contaminantes se acumulen.
  • Evite colocar sus muebles en luz del sol directa. Aunque la mayoría de los cueros son resistentes a descolorarse, la exposición directa y prolongada al sol causará que los colores varíen.
  • Mantenga sus muebles alejados de estufas y radiadores y de otras fuentes de calor. Ponga el sofá a una distancia mínima de 50 cm.
  • No deje los periódicos sobre los muebles de cuero. La tinta en el papel prensa se puede absorber en el cuero.
  • Evite el frotamiento duro o excesivo y permita siempre que el cuero húmedo se ventile naturalmente, nunca utilice secadores de pelo ni otras aplicaciones para secar el cuero.
  • Evite sentarse en la parte posterior y en los brazos de su sofá. El impacto severo podría dañar la estructura del mueble.

Las manchas comunes son fáciles de eliminar:

  • Manchas y derrames.

Limpiar el liquido inmediatamente con un paño limpio o una esponja absorbente. No frote. En caso de necesidad utilice agua tibia y limpie suavemente el producto. Séquelo con una toalla limpia y déjelo ventilar

  • Puntos y manchas obstinadas.

Utilizar una solución suave de jabón, no detergente (utilice jabón neutro) y agua tibia en una solución de 1:10. Aplique la solución a una esponja limpia y húmeda, luego limpie el área, punto o mancha y deje ventilar naturalmente. Intente siempre primero el método de limpieza en un área encubierta para estar seguro del color limpio a lograr.

  • Manteca, aceite o grasa.

Limpiar suavemente el material del cuero con un paño limpio y seco, después dejarlo hasta que la mancha comience a disiparse en el cuero en un periodo de tiempo corto. No aplique agua ni otros líquidos.

  • Nunca utilice

Jabón de la silla de montar, limpiadores abrasivos o no, jabón, pulimento de los muebles o aceites, barniz, detergente u otros productos de limpieza, alcoholes o agua de amoniaco. No utilice ningún producto que contenga silicio o los solventes de esa clase. Estos materiales pueden dañar el color del cuero.

SUBIR