Mogano presenta en su espacio de Arte: “Al Sur del Sur – Antártida Argentina”, de Alberto Morales

por / viernes, 20 abril 2007 / Publicado enNovedades

Mi misión Antártica

Mi misión es la de tomar la Antártida como tema de trabajo, recoger imágenes y sensaciones de este territorio tan extremo en todo, entrar en contacto directo con esa naturaleza y con las personas que allí trabajan, científicos de distintas disciplinas y militares que se ocupan del apoyo logístico en el continente, y de esta manera plasmar la otra visión sobre el mismo objeto “Antártida”; percibir las distintas formas de vivir y concebir la Antártida, entender como lo ve un “Geólogo”, un “Oceanógrafo”, un “Meteorólogo”, un “Militar” y yo como “Artista plástico”. En ese tiempo trabajé en pequeños bocetos, apuntes, pinturas y fotografías, que luego, ya de vuelta en mi taller construir la obra que describa la experiencia vivida pintando el aislamiento del continente y de la gente que allí vive, el blanco sobre el blanco, la piedra y hielo, la luz, su extenso día en verano y su larga noche en invierno, la atmósfera, el viento y el frío y lo mas doloroso de su actual realidad, el impacto por el calentamiento de la tierra.   

Alberto Morales.
Artista Plástico

Campamento Base Esperanza

Trabajando en Base Esperanza

 

Base Jubany

 

Campamento al pie del Glaciar en base Esperanza

Trabajando en base Esperanza

Base Jubany


Mediante esta serie de pinturas, Alberto Morales logra reflejar este misterioso territorio, a través del empleo de diferentes técnicas, texturas y tonalidades, situándolo una vez más como un artista de gran prestigio y constante crecimiento.

Atardecer en Esperanza.
Acrílico.
51×49 cm.
Acrílico collage con arena de Base Jubany 85×150 cm. Tormenta en Esperanza 2 Acrílico sobre paper

“Atardecer en Jubany” Monocopia Oleo
60×80 cm
“Neblina en Mar de la Flota” Acrílico sobre tela.
85×150 cm. 
Monte en Islas Shetland del Sur”
Monocopia Oleo
60×80 cm

Prólogos de diferentes personalidades:

Desde la Campaña Antártica de Verano 2005 incorporamos la participación de artistas de diversas disciplinas a compartir junto a científicos, técnicos y logísticos la actividad que nuestro país desarrolla en ese continente. Sabiendo que a través de su mirada creadora es posible transmitir las sensaciones que despierta en el hombre uno de los lugares más extremos del planeta.
Alberto Morales, conmovido por su encuentro con ese misterioso mundo de absoluta belleza y naturaleza cruel, desarrolló su obra sintiendo un profundo aislamiento. Apasionado y luchador a lo largo de estos años plasmó en una propuesta estética su calidad indiscutida de artista, contribuyendo a la imagen de la actividad argentina en la Antártida.

Sergio Policastro
Responsable de Educación, Difusión y Comunicación
Dirección Nacional del Antártico

 


Las obras que Alberto Morales presenta con el título “Al Sur del Sur – Antártida Argentina” en el Museo Marítimo de Ushuaia, fueron realizadas en relación con las emociones provocadas por una fuerte conmoción estético-psicológica. Durante cuarenta días, Morales experimentó la vida diaria en un continente ajeno al ritmo humano. Vivenció el aislamiento y el silencio, los abruptos cambios climáticos y la irrupción de colores insospechados, plasmando todo en originales obras plásticas y fotográficas realizadas tanto en el lugar, como posteriormente, en la tranquilidad de su estudio.

Con muy pocos elementos al alcance de la mano, se valió de una paleta de colores básicos. Apenas el blanco y el negro y una variedad de grises para sugerir la persistente e indefinible neblina, el turquesa aplicado con ricas transparencias tonaliza los hielos antiguos, diferentes azules pigmentan los hielos modernos y unas líneas de anaranjado definen el sol del atardecer que se despide sobre el horizonte. También utilizó las tonalidades tierras y el verde. La aparición de estos colores son la evidencia de cómo el proceso de calentamiento del planeta provocado por el hombre, anuncia el retraimiento de los glaciares. Con el derretimiento de los hielos y a la manera de un espectro, los toques de verde testimonian la aparición de algún tipo de vegetación.

Morales no somete su arte a la adopción de posturas ecologistas de denuncia sobre la destrucción del medio ambiente, más bien es un humanista que libera su sensibilidad ante el descubrimiento de estos procesos después de la devastación.

Las obras que realiza Morales son las de un artista completo que emplea los más variados recursos técnicos para alcanzar una imagen propia.

Alberto Morales trabajó en la Antártida elevando a la categoría de arte la problemática del continente blanco, esto lo convierte en un artista épico que obliga al contemplador a detener la mirada sobre el destino de una región muchas veces ignorada.

Julio Sapollnik
Lic. en Historia del Arte, Master en Cultura Argentina, Becado por Fulbright Comission en el Museum of Modern Art, New York. Jurado en importantes premios. Fue Director del Palais de Glace y Curador de Exposiciones Especiales de la Biblioteca Nacional.
Crítico de arte en el periódico “Arte al Día” y en la revista “Arte al Límite” de Chile. Conduce el programa “Cultura al Día” en el canal Metro y Radio Cultura.

SUBIR